La Infanta Cristina fue absuelta por la justicia este viernes: su marido fue condenado a prisión

80

Cristina de Borbón, hermana del rey de España Felipe VI, fue exculpada este viernes de fraude fiscal pero su marido Iñaki Urdangarín fue condenado a 6 años y tres meses de cárcel por sus malversaciones, informó el tribunal.

La infanta Cristina, de 51 años, fue juzgada como cómplice en delitos de fraude fiscal vinculados a la malversación de 6 millones de euros públicos atribuida a su marido cuando presidía la fundación Instituto Nóos.

El tribunal de Palma de Mallorca, en las islas Baleares, exculpó por último a la infanta: debemos exculpar y absolvemos a doña Cristina Federica de Borbón y Grecia de los delitos contra la hacienda pública”, señala el fallo emitido 8 meses una vez que el juicio fuera visto para sentencia.

Aun de esta forma, deberá pagar una multa de 265.000 euros -monto ya restituido durante el procedimiento- por su responsabilidad civil como adjudicataria de las ganancias logradas por su marido.

Desde la Casa Real, que separó a la infanta de los actos oficiales tras estallar el escándalo, un portavoz se limitó a expresar el máximo respeto a la independencia del poder judicial”.

Urdangarín corrió menos suerte: el tribunal lo condenó a seis años y tres meses de prisión y a pagar una multa de más de quinientos doce mil euros.

Se lo acusaba de haber malversado junto a un antiguo socio millones de euros entre dos mil cuatro y dos mil seis mediante contratos públicos firmados entre el Instituto Nóos y los gobiernos regionales de Baleares y Valencia, dirigidos entonces por el PP del jefe de gobierno Mariano Rajoy.

Los magistrados lo consideraron culpable de malversación, prevaricación, fraude a la administración, tráfico de influencias y fraude fiscal.

Los jueces fueron menos severos que la fiscalía que reclamaba 19 años y seis meses de prisión para Urdangarín, casado desde mil novecientos noventa y siete con Cristina de Borbón y pdare de sus cuatro hijos.

La sentencia, que puede ser recurrida frente al Tribunal Supremo, pone fin a un largo culebrón iniciado a fines de 2011 que ha hecho tambalear a la monarquía de España y terminó favoreciendo la abdicación de Juan Carlos, en el mes de junio de dos mil catorce.

En este tiempo, el matrimonio, antes considerado ejemplar y moderno, fue apartado de los actos oficiales de la Casa Real e incluso vio como el rey Felipe VI les retiró el título de duques de Palma en 2015.

Comments

comments