Cáncer de mama, importancia de advertirlo a tiempo

83

La relevancia de advertir a tiempo enfermedades como el cáncer de mama es un hecho del que muy frecuentemente no somos conscientes, pero que podría reducir de forma notable el número de casos. Las células que forman los órganos se dividen para sustituir a las avejentadas o fallecidas, de forma que puedan sostener la integridad y, con esto, el funcionamiento de los órganos.

Cuando este proceso se altera y se produce una división incontrolada se produce el tumor o bien nódulo. A veces estas células no solo crecen sin control, sino también invaden los tejidos y pasan a otras áreas del cuerpo, es a lo que llamamos cáncer o tumor maligno. El cáncer de mama es el tumor maligno que medra en el tejido de la glándula mamaria.

Siempre escuchamos que es muy importante detectar el inconveniente con el máximo tiempo posible y es que las posibilidades de curación de un cáncer de pecho en su etapa inicial son superiores al 98 por cien . El problema es que muchas ignoramos los pasos para autoexplorarnos, lo que es importantísimo para identificar bultos y otros síntomas. Por esta razón, vamos a ver el paso a paso para una exploración eficaz.

  1. Nos ponemos frente al espejo con los brazos a los lados y observaremos nuestros pechos detenidamente buscando máculas, irritaciones, secreción de líquidos y otras señales anormales de los mismos.
  2. Levanta los brazos sobre la cabeza y junta las palmas. Presta atención a si tus pechos han reaccionado de alguna manera extraña. Seguidamente colocaremos las manos sobre las caderas y nos inclinaremos cara delante, presionando con las manos para poner en tensión los músculos y de nuevo observaremos si se delata algún cambio.
  3. Nos tumbamos en la cama con un cojín debajo del hombro izquierdo y la mano izquierda en la nuca. Con la otra mano palparemos el pecho izquierdo, la clavícula y el hombro. Debemos palpar toda la mama, con lo que es mejor continuar un patón para no dejarnos nada. Procuramos cualquier consistencia extraña bajo la piel. Una vez encontramos terminado, repetimos la operación con la mama derecha. No olvides los pezones.
  4. Para acabar la exploración, tocaremos las axilas asimismo en busca de señales anómalas.

Si encuentras alguna manifestación irregular, no entres en pánico, perfectamente podría no ser nada. Acude al médico cuanto antes para que te saque de dudas. Si nuestro médico considera que esas manifestaciones son rastros, nos mandará una mamografía para comprobarlo. Es la técnica más conocida, por el hecho de que es la más eficaz. Se trata de una radiografía, que es capaz de detectar lesiones internas cuando aún son muy imperceptibles.

Recuerda que cuanto antes se localiza el cáncer de mama más posibilidades hay de combatirlo y no se requieren tratamientos tan agresivos. Así que recuerda hacer tu autoexploración porque podría salvarte.

Comments

comments