Consejos para controlar las micosis cutáneas

104

Las micosis cutáneas son enfermedades en la piel producidas por hongos, que puede aparecer en cualquier instante de la vida de una persona y afectar a diferentes zonas del cuerpo. Os damos algunos consejos para controlar este género de afecciones.

Antes de entrar en materia, debemos saber que existen diferentes tipos de infecciones: Dermatofitosis o tiñas y lesiones producidas por dermatofitos. Las más frecuentes son las tiñas de cuerpo, cabeza y uñas, el pie de atleta, la candidiasis y la pitiriasis.

Cómo eludir las micosis cutáneas

Hay personas que tienen una mayor predisposición a sufrir micosis. Ya sea por factores genéticos o ambientales, estas personas tienen que mantenerse más alerta. Pero, ¿de qué forma eludir la micosis cutánea? La clave está en mantener unas condiciones higiénicas buenas:

  1. Hay que secar bien la piel, especialmente entre los dedos, cuando salimos de la ducha o de la piscina.
  2. Utilizar un calzado bien ventilado es fundamental.
  3. Evitar compartir toallas y sábanas
  4. Tampoco es recomendable compartir cortaúñas, limas, o bien tijeras de uñas.
  5. Si estamos muchas horas con exactamente el mismo calzado puesto tendremos que emplear polvos de talco o medias de algodón de manera que se absorba el sudor. Hay que sostener los pies secos.
  6. Siempre que vayamos a tener relaciones íntimas utilizaremos el preservativo.
  7. Lavar siempre bien las zonas genitales después de haber mantenido relaciones sexuales.

Cómo controlar las micosis cutáneas

Puede que por una razón o bien otra terminemos cogiendo algún género de micosis cutánea, es entonces cuando pasamos al control de la misma:

  1. En cuanto nuestras alertas se disparen asistiremos al médico a fin de que nos mande los medicamentos pertinentes y evitar así que la infección se extienda o bien se complique. No debemos auto medicarnos o dejarlo pasar porque podría llevarnos a un empeoramiento del problema.
  2. Si el hongo está en el pie:
  • Tendremos que evitar el calzado cerrado, especialmente en verano, y ventilarlo múltiples veces.
  • No andes descalzo por las piscinas ni los gimnasios.
  • Tras la ducha, concéntrate en secar bien la piel que hay entre los dedos y usa una toalla específica para esta labor.
  • Por descontado, no compartas calcetines, calzado ni toallas.
  • Llevar siempre calcetines e incluso mudarlos cuando menos una vez al día.
  1. No frotarse la piel.
  2. Lavar la ropa del afectado aparte.
  3. Ducharse cada día.

El tratamiento para cualquiera de estas infecciones por hongos pasa por la aplicación de una pomada en el área perjudicada. Después o más temprano termina desapareciendo del cuerpo. Si bien si ya lo hemos tenido una vez eso quiere decir que, o no hemos sido cuidadosos, o bien tenemos algún tipo de predisposición a tener micosis cutáneas. En nuestra mano está corregirlo.

Comments

comments