¿Qué hacer ante un corte de digestión?

94

¿Qué hacer frente a un corte de digestión? Ésa es la pregunta que muchos de nosotros nos vamos a haber formulado en esos momentos en los que los retortijones y el dolor de estómago nos conminan tras darnos el chapuzón. En nuestro blog de salud os charlamos sobre las soluciones que tenéis a vuestro alcance.

¿Qué es un corte de digestión?

Lo que comprendemos como corte de digestión es la parada repentina del proceso de digestión. Esta parada puede generarse por diversas causas, si bien comúnmente lo asociamos al hecho de meterse en el agua inmediatamente después de comer. Otros escenarios que pueden llevarnos al corte de digestión son hacer deporte intenso al terminar de comer, sudar en demasía o tomar el sol con elevadas temperaturas.

Síntomas del corte de digestión

Aquellos que han sufrido de este inconveniente se han enfrentado a escalofríos, dolor estomacal, retortijones, pulso débil, palidez, descenso de la tensión, mareos, náuseas y en ciertos casos hasta pérdida de consciencia.

Por otro lado, en las situaciones más extremas se han producido paradas cardiorrespiratorias, si bien no es muy habitual este género de sintomatología. En caso de que ciertos de estos síntomas del corte de digestión se generen en tu organismo, lo más conveniente es salir del agua o cesar en el desarrollo de tu ejercicio si fuera el caso y pedir ayuda.

Corte de digestión: que hacer

La pregunta es, en el momento en que nos vemos en esta situación, ¿qué podemos hacer ante un corte de digestión?

Lo primero es sacar del agua o bien cesar la práctica del deporte que la persona perjudicada esté realizando. Caso de que esté mojada, se le seca y se le tumba con las piernas un tanto elevadas. Hay que prestar atención a que la persona mantenga su calor corporal con lo que sería recomendable taparle con abrigos, toallas o bien cualquier prenda que esté a mano.

Si comenzase a devolver y a padecer diarreas deberá rehidratarse con agua y, en dependencia de la gravedad, seguir una dieta líquida a lo largo de unos días. Lo esencial de todo este proceso es que recupere la tensión arterial. El periodo de restauración cambia según la persona que esté sufriendo el corte de digestión, pueden ser entre una o dos horas.

Aunque, como vemos, no reviste de una relevancia mortal, en un número muy reducido de casos puede llegarse a la parada cardiorrespiratoria como se comentaba en líneas anteriores. Mas, como decimos, esto es extraño. Más habitual es que la persona termine por desmayarse estando en el agua, lo que sí es verdaderamente peligroso.

Las claves para evitar este mal son: no entrar en el agua bruscamente después de comer, menos aún si ha sido una comida copiosa; y no ejercitarse tras la comida. Sencillamente, hay que respetar el proceso de digestión que el cuerpo humano necesita.

Una vez ya sabes qué hacer frente a un corte de digestión, vas a contar con las armas precisas para actuar con acierto en frente de esta clase de situaciones. ¿Vosotros habéis tenido una experiencia similar en algún momento?, ¿de qué forma habéis actuado al respecto?

Comments

comments