Remedios para sanar las ampollas

106

 

Hoy en nuestro blog de salud vamos a ver cómo puedes curar las ampollas. Una ampolla no es otra cosa que un abultamiento de la piel que contiene líquido y que se forma entre 2 de las capas de la piel, la epidermis y la dermis. Suelen aparecer en las manos o en los pies y se crean como un mecanismo de defensa de la piel ante una agresión, como por servirnos de un ejemplo un roce continuo con el calzado o bien quemaduras.

Remedios para sanar las ampollas

Cómo sanar las ampollas

Entre los remedios que puedes emplear para curar las ampollas están:

Harina de maíz: En el caso de que se te haya reventado la ampolla, coge harina de maíz y mézclala con miel hasta formar una pasta. Después aplícala en la zona perjudicada, evitarás una posible infección.

Aloe vera: Esta planta contribuirá a aliviar los dolores originados por la inflamación. Como también es un hidratante natural, va a ayudar a sostener la zona húmeda y, por lo tanto, a que sane más veloz. Hay que fijarse en que si adquirimos un producto que contenga aloe este no tenga también alcohol.

Contra el dolor: En ocasiones las ampollas son verdaderamente dolorosas, para quitarnos esa molestia de encima vamos a tomar un hielo y vamos a frotar el área con un cubo de hielo.

Vaselina: Las vaselinas son bastante eficaces contra las ampollas, pero como resultan un tanto pegajosas es mejor emplearla por las noches.

Vinagre de manzana: Este líquido contiene determinadas propiedades antibacterianas con lo que conseguiríamos prevenir una posible infección. Como seguramente pique, úsalo de forma suave y en pocas cantidades.

Cataplasma de zanahoria: Ralla una zanahoria y aplícala en la zona afectada. Mantén el cataplasma durante unos quince minutos y luego retírala.

Agua salada: Echa un poco de sal sobre agua fría para después humedecer una toallita limpia y aplicarla sobre las ampollas.

Remedios para sanar las ampollas

Consejos para evitar las ampollas

Muchas veces las ampollas surgen a raíz de nuestros propios descuidos. Sin pretenderlo o bien sencillamente por no prestar la debida atención, acabamos por agobiar a nuestra piel. Para eludir las ampollas, prosigue los próximos consejos.

  • Protege tus manos con guantes si vas a realizar una actividad que implique un roce progresivo con tus manos.
  • Evita los líquidos o bien superficies que estén muy calientes.
  • Procura emplear un calzado apropiado, que no esté demasiado holgado ni demasiado apretado. Asimismo es conveniente utilizar calcetines.

Esperamos que con estos consejos puedas eludir y en su caso curar las ampollas. ¿Conoces algún otro remedio contra las ampollas? Si es de esta manera no dejes de compartirlo con nosotros en los comentarios de este blog post.

Comments

comments