Todo sobre la incontinencia urinaria

89

La incontinencia urinaria, definida como la pérdida involuntaria de orina, tiene repercusiones en la vida social de quien la sufre, eludiendo cualquier clase de relación con terceros por miedo a ser rechazados, lo que provocará estrés y ansiedad. Desde nuestro weblog de Salud hemos contado con la elogiable cooperación del doctor Antonio Alcaraz (ver imagen 2), que muy afablemente ha respondido a nuestras preguntas.

  • ¿De qué forma saber si sufrimos incontinencia urinaria?

La incontinencia urinaria se define de una forma muy sencilla: es la pérdida involuntaria de orina. Por este motivo, cualquier pérdida involuntaria de orina es incontinencia urinaria. Otra cosa es que la queramos cuantificar y es ahí donde podemos hablar de pérdidas mínimas, que serían aquellas que no tienen una incidencia en la vida del paciente y para las que probablemente con una protección mínima, tipo salvaslip, sería suficiente; y por otra parte, aquellas pérdidas que asimismo son incontinencia y que requieren un género de protección más importante.

  • ¿A qué se debe la incontinencia urinaria?

Hay dos motivos fundamentales: uno es una debilidad del sistema de contención, del sistema de esfínteres y otro es lo que llamamos una hiperactividad de la vejiga, consistente en la contracción no controlada de exactamente la misma, lo que hace que la orina fluya cara fuera, es decir, surgen las ganas de orinar y uno no las puede controlar.

Se puede decir, por lo tanto, que está la incontinencia de esfuerzo que se genera por debilidad de los esfínteres y la incontinencia por hiperactividad de la vejiga.

  • ¿Qué podemos hacer frente a un caso de incontinencia urinaria?

Si se trata de un caso de incontinencia por hiperactividad, el tratamiento indicado es un tratamiento médico con fármacos.

Por el contrario, tratándose de una incontinencia por un defecto del sistema de esfínteres, bien sea intrínseco o bien siguiente a algún género de cirugía prostática, en el caso de los hombres, o bien por un defecto en el suelo pelviano muchas veces relacionado con la edad o con partos anteriores, en el caso de la mujer, el tratamiento indicado es quirúrgico.

Este tratamiento puede ir desde unas bandas que se colocan bajo la uretra, tanto femenina como masculina, hasta la implantación de un esfínter urinario en el caso de incontinencias graves.

  • ¿De qué forma se diagnostica la incontinencia urinaria?

Lo es cierto que la incontinencia urinaria es el propio paciente quien te la cuenta. Para ser capaz de catalogarla dentro de alguna de los grandes categorías ya comentadas, nos acostumbramos a apoyar en el llamado estudio urodinamico. Se trata de una exploración en la que medimos cómo funciona la vejiga.

  • ¿Qué tipos de incontinencia urinaria existen?

Como hemos comentado antes, existen dos tipos: por hiperactividad, donde se genera una contracción no controlada de la vejiga y la incontinencia de esfuerzo que se genera por un defecto en el sistema de contención o bien sistema esfinteriano.

  • ¿Cuáles son los efectos de los relajantes de la vejiga? ¿Cuáles son más adecuados?

Están indicados en los tratamientos de la incontinencia por hiperactividad de la vejiga. Existen diferentes tipos aunque todos son muy similares. En general a mayor efectividad, mayores efectos secundarios y cuanta menos eficiencia, menos efectos secundarios. La clave se encuentra en encajarlos con el perfil del paciente y las preferencias del mismo.

Comments

comments