Ni Samsung, ni Xiaomi, ni HTC: el retraso del Snapdragon 835 toca la agenda del MWC y lo deja algo “descafeinado”

103

Tras años de crecimiento y expansión del mercado móvil, quienes por un motivo u otro lo seguimos a diario hemos determinado algunas citas anuales como el Mobile World Congress, que este año se celebra desde el veintisiete de febrero hasta el dos de marzo. Dentro de estos acontecimientos, por su parte, asimismo habituábamos a aguardar ciertas citas por parte de los fabricantes cual reflejo pavloviano, mas para este año vemos ciertos cambios en la agenda, como el de Samsung que nos va a dar a conocer los Galaxy S8 a fines de marzo.

El año pasado ya vimos alguno, como el hecho de que HTC decidiera dar a conocer el HTC 10 pasado el bullicio mediático de La Fira y que LG y Xiaomi hicieran justo lo contrario, aunque los chinos aprovecharon el momento y la urbe, pero estrictamente no participaron en el MWC. Este año parece que el hecho de que nos quedemos sin dos de los históricos protagonistas, la renovación de buques insignia de Samsung, hace que además de esto haya movimientos por la parte de otros.

El Snapdragon ochocientos treinta y cinco y el timón surcoreano

El comienzo de esta semana en lo que se refiere a actualidad tecnológica lo protagonizaba Samsung con varias noticias, siendo una de ellas relativa a la presentación de los esperados Galaxy S8 (de los que cada vez se están filtrando más supuestas características) si bien fuera tal vez la del informe sobre el Note 7 la que más impacto provocase. Así, en relación a los S8 se habla de que éste pondría la data de predisposición del Snapdragon ochocientos treinta y cinco, de forma que los móviles que saliesen anteriormente a los buque insignia de Samsung lo harían con un chip de 2016.

La monopolización del Snapdragon 835 por parte de Samsung haría que todo lo precedente a su presentación presente un chip anterior

¿Qué debe ver esto con el MWC? Bastante, puesto que esta monopolización del Snapdragon 835 por parte de los S8, que conoceremos probablemente a fines de marzo, haría que todo lo anterior montase como decíamos un chip anterior. O sea, tanto el LG G6, cuya cita para el 26 de febrero fue confirmada, o el supuesto tope de gama de Nokia, que también se espera conocer ese mismo día, no llevarían el último procesador de Qualcomm.

¿No veremos ningún otro móvil con el Snapdragon ochocientos treinta y cinco? En el MWC conforme esto no, pero no hablamos de todo dos mil diecisiete. A pesar de que la relación entre ambas compañías es buena (y más tras el acuerdo que vimos hace unos meses), no se ha hablado de exclusividad ni de forma oficial ni entre los frecuentes chivatazos desde fuentes internas”, pero el hecho de que hasta el 14 de abril no exista otro terminal con el chip y que el siguiente aún tarde en aparecer le da cierta ventaja a los coreanos.

Xiaomi: ¿no va a estar para estar o va a estar sin estar?

Hemos forzado un poco el trabalenguas, mas tenemos motivos. El año pasado el fabricante chino consiguió ser una atracción más en esos días de febrero donde es todo mobile con un acontecimiento propio el veinticuatro del pasado febrero para dar a conocer un aguardado Xiaomi Mi cinco. Evento propio y ajeno al MWC, con lo que no podemos decir rigurosamente que estuvo en el evento, si bien en la práctica fuese aproximadamente de esta forma.

Estos días la compañía asimismo ha sido noticia porque según parece no aprovecharían esta feria para presentar el Mi seis. Esto tiene esa doble lectura de que en realidad el año pasado tampoco asistió a la feria técnicamente hablando, con lo que no queda claro si se refieren solo a su presencia física o bien al hecho de retrasar la iteración de uno de sus buques insignia. No sabemos tampoco si ha debido ver la reciente marcha de Hugo Barra a Facebook, quien el año pasado estuvo en la presentación del Mi cinco.

¿Deberá ver este retraso con el monopolio de Samsung con el Snapdragon 835? Es pronto para saberlo si llegamos a hacerlo, mas la verdad es que el Mi 5 salió con el Snapdragon ochocientos veinte, el procesador más nuevo de Qualcomm en aquel instante. Si bien la ausencia a la feria tampoco significa precisamente un retraso, porque la fecha que se especula para el Mi seis es el 6 de febrero.

No obstante, si anticiparse a los S8 significa llevar un Snapdragon ochocientos veintiuno sería el tercer terminal seguido que la marca presenta con el mismo, tras el Xiaomi Mi 5S y el sorprendente Mi MIX. De momento lo único que está claro es que el MWC en sí no alojará ninguna presentación de la marca, mas no hay confirmado nada más, ni de datas ni de peculiaridades.

HTC: nosotros ya no volvemos

El año pasado uno de los grandes ausentes fue el buque insignia de HTC, el HTC diez, que decidieron dar a conocer en el mes de abril dejando un stand con terminales de gamas menores y unas muy protagonistas HTC Vive. La marca ha presentado hace poco 2 nuevos terminales (y una nueva línea), de los que uno de ellos monta el Snapdragon ochocientos veintiuno (el HTC U Ultra), y sobre exactamente el mismo decía Chialin Chang (de HTC) que era una suerte de puente hasta que llegase el próximo chip.

Queremos disfrutar de dos meses de liderazgo antes de que llegase el próximo procesador a máxima potencia. Va a haber otro instante, no el MWC. […] Cuando llegue la próxima CPU, HTC tendrá un nuevo buque insignia.

 

De ahí que se acepte que este año HTC tampoco empleará la feria del móvil como el evento para dar a conocer la iteración de ese HTC 10, que montaría el Snapdragon 835 puesto que es el próximo en potencia y en cronología con respecto al ochocientos veintiuno, no sabemos si será el supuesto HTC Vive Phone o bien seguirán con la nomenclatura numérica que ya cambiaron levemente el año pasado. Mas de momento sí parece otro afectado del retraso debido a la rumoreada semi-exclusividad de Samsung.

Algunas ausencias notables, pero proseguirá siendo un MWC concurrido

Aunque el MWC abre sus puertas el primer día de la semana veintisiete de febrero, el domingo precedente suele haber buenos anticipos y esta edición, pese a no tener los S8 (lo que no se ha descartado es el Umpacked, así que algo vamos a poder ver en principio) vamos a estar bastante entretenidos. Además del LG G6, en el calendario tenemos otros nombres para esa antesala del evento.

Así, otro que no escapa al MWC sino más bien todo lo contrario es Nokia, que tras hacer un ave fénix en el mercado del móvil con ese primer Nokia 6 para China anunció que estuviésemos atentos el veintiseis de febrero porque habría más anuncios”. De esta forma confirmaban su presencia, la cual se supuso desde que supimos que HMD tendría su stand en el MWC, sin detallar sobre qué presentarán (quizá no toque alta gama para los finlandeses).

Por su parte, Lenovo y Huawei asimismo van a estar en la feria, y este último convocaba a los medios también este domingo de pre-MWC. Pero en este caso no se vería perjudicado en nada por el retraso del ochocientos treinta y cinco puesto que el fabricante confía con el producto de la casa para mover sus terminales.

Por una parte de Sony tampoco hay de momento ningún retraso y cumplirán su particular tradición de ser de los que estrenan el congreso, esperando su acontecimiento para el día 27 a las 8:30. Mas no han dado pistas sobre qué nos mostrarán; si prosiguen la estela de la pasada edición tocaría ver terminales de gamas menores (como los presuntos Sony G3112 y G3221 con Mediatek Helio P20), aunque también se habla de un sucesor del Sony Xperia XZ. Llevando éste un 820 y teniendo presente lo que hemos comentado del 835, aquí sí encajaría que hubiera un sucesor con el 821.

¿Va a ser un MWC descafeinado? La ausencia de los encuentre de gama de Samsung pesa lo propio aunque sea solo un fabricante, y el hecho de que podamos no ver nada con el último procesador de Samsung nos deja cierta sensación de que los terminales de más alta gama de dos mil diecisiete sin él sí vengan descafeinados, si bien opten por los anteriores que no han dado precisamente malos resultados ni mucho menos. De hecho, tal vez sea una resolución que compense, al fin y al cabo los terminales saldrán antes y el costo del chip al menos va a ser menor. Más allá del MWC, nos espera un dos mil diecisiete entretenido.

Comments

comments