Maduro pide cárcel para quienes recibieron coimas de Odebrecht

57

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, solicitó este domingo al Ministerio Público y al Poder Judicial recluir a quienes recibieron sobornos de la constructora brasileira Odebrecht en el país llanero.

Doy todo mi apoyo al Ministerio Público y al Poder Judicial para que hagan justicia en el caso de Odebrecht y vayan a la prisión los responsables de haber recibido coimas, sobornos. Mano dura con eso”, instó el líder en un mitin por la celebración del doce de febrero, Día de la Juventud en Venezuela.

Desde el palacio presidencial de Miraflores, Maduro repitió que su gobierno acabará todas y cada una de las obras de la constructora en Venezuela.

Las vamos a acabar con mano de obra y trabajo venezolano, ingeniería venezolana, inversión venezolana (…). No quiero más retardos, tengo los recursos para retomar de forma acelerada todas las obras”, expresó.

La Fiscalía confirmó el veintiseis de enero que solicitó información sobre el caso Odebrecht al Ministerio Público de Brasil y solicitó una orden de captura internacional contra una persona no identificada supuestamente vinculada al escándalo.

Por su parte, el Parlamento de Venezuela -de mayoría opositora- aprobó la semana pasada investigar el caso. La Comisión de Contraloría citó para esta semana a los representantes legales de la compañía en el país llanero.

De pacto con la declaración del ex- presidente de la firma, Marcelo Odebrecht, actualmente preso en Brasil, Venezuela es el segundo país de Latinoamérica en el que la constructora pagó más sobornos (98 millones de dólares americanos), solo por detrás de Brasil.

El sábado el servicio de inteligencia detuvo a lo largo de unas diez horas en el estado de Zulia (norte) a 2 periodistas brasileños que investigan el caso de Odebrecht en Venezuela, y los invitó a volver este domingo a su país, denunció la organización sin ánimo de lucro Trasparencia Venezuela.

Maduro anunció además que el próximo miércoles empezará la Misión Justicia Socialista”, un programa gubernativo para combatir la corrupción y la delincuencia.

Los corruptos que se escapan del país se marchan a los United States y se declaran perseguidos políticos. Los ponen a cooperar con las agencias de U.S.A., de ahí que, no se nos puede escapar un solo corrupto”, añadió.

Comments

comments